sábado, 20 de diciembre de 2014

La luz del mundo


 Leer | Juan 1.1-5 | El libro de Malaquías contiene las últimas profecías de Dios registradas en el Antiguo Testamento. En el período inter-testamentario, como son conocidos los cuatro siglos posteriores, no hubo ningún mensaje de Dios a su pueblo. Zacarías, el padre de Juan el Bautista, rompió el silencio de 400 años cuando profetizó que “nos visitará desde el cielo el sol naciente, para dar luz a los que viven en tinieblas” (Lc 1.78, 79 NVI).

viernes, 19 de diciembre de 2014

La esencia de Navidad


 LEA: 1 Timoteo 1:12-17 | La primera edición de la novela de Charles Dickens, Cuentos de Navidad, se lanzó el 19 de diciembre de 1843, y nunca dejó de publicarse. Narra la historia de Ebenezer Scrooge, un hombre rico, amargado y avaro, que afirma: «a todos los idiotas que van con el ¡Feliz Navidad! en los labios los cocería en su propia sustancia».

jueves, 18 de diciembre de 2014

“Siento que Dios no me quiere”


 Nuestro errores muchas veces provocan que nos auto excluyamos del amor que Dios tiene hacia nosotros, y es que somos muy severos para juzgarnos a nosotros mismos que llegamos al punto tal de ya no sentirnos queridos por Dios.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Una obra en progreso


 LEA: Juan 15:9-17 | Pablo Casals era considerado el violonchelista más destacado de la primera mitad del siglo xx. A mediados de su décima década de vida, mientras todavía ejecutaba su instrumento, un joven periodista le preguntó: «Señor Casals, usted tiene 95 años y es el mejor violonchelista que ha existido. ¿Por qué sigue ensayando seis horas por día?».

martes, 16 de diciembre de 2014

Una lección necesaria pero difícil


 Leer | Salmo 27.14 | ¿Se ha preguntado usted alguna vez por qué el salmista une al consejo de esperar al Señor, con la exhortación de esforzarse y ser valiente? La razón es que, a veces, esperar es lo más difícil de hacer. De hecho, la práctica de la paciencia es una de las lecciones más importantes de la escuela de la obediencia; es esencial que el creyente aprenda a esperar en Dios.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Mayordomos


 LEA: Deuteronomio 4:1-9 | Muchas personas se esfuerzan al máximo para asegurarse de que sus recursos se utilicen bien después de su muerte: establecen fideicomisos, hacen testamentos y organizan fundaciones para garantizar que sus bienes sigan usándose para un buen propósito cuando ellos ya no estén en este mundo. A esto se le llama una buena mayordomía.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Navidad: Una promesa personal

  
Por Charles F. Stanley | Si el nacimiento de alguien fue profetizado con miles de años de antelación, y luego anunciado por una hueste celestial en la noche de su llegada, ¿no consideraría usted este hecho sumamente importante? Sin embargo, para muchas personas, la Navidad es simplemente una temporada para hacer fiestas, decorar árboles y envolver regalos. Por supuesto, no hay nada de malo con hacer estas cosas —a menos que sustituyan el verdadero significado de la celebración.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Estrellas que hablan


 LEA: Isaías 40:25-27 | Alguna noche, cuando estés lejos de las luces de la ciudad, «levanta […] en alto [tus] ojos» (Isaías 40:26). Allí, en los cielos, verás una luminosa banda de estrellas que se extiende de un horizonte a otro: es nuestra galaxia.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Aparente Abandono


 ¡Oh, la impaciencia! Ciertamente una virtud que pocos conocen y muchos menos logran desarrollar. Éste es uno de los grandes males de estos tiempos postmodernos. Queremos dejar huellas y renombre y por lo tanto dedicamos todo el tiempo a mantenernos ocupados, y no necesariamente en las cosas importantes.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Maravillas del corazón


LEA: Job 38:1-11 | Nuestro corazón late alrededor de 100.000 veces por día, enviando sangre a todas las células del cuerpo. Esto significa 35 millones de latidos por año, y un promedio de 2.500 millones durante toda la vida. La ciencia médica afirma que cada contracción del corazón es similar al esfuerzo necesario para sostener una pelota de tenis en la mano y darle un buen apretón.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...