lunes, 1 de abril de 2013

Enamórate de Dios




En esas veces que aunque estés cerca de Dios te sientes lejos, y que tal vez de alguna manera no logras acercarte mas de lo que realmente quisieras, tal vez te preguntas que le falta a tu relación con Dios, o porque ya no sientes todo eso que un día sentiste en tu corazón, porque ahora solamente hay personas que te platican lo hermoso que es estar cerca de Dios y en su presencia  y aun no logras experimentarlo, es porque hay veces que hace falta enamorarse de Dios para lograr sentir un poco de lo que tanto has escuchado o deseado últimamente.

  El estar enamorado trae consigo acciones,  la necesidad de estar cerca del ser amado, de agradarle, de hacer todo lo posible por darle bienestar, hay alegría y satisfacción de poder compartirlo todo, eso es lo que a veces nos hace falta para sentir que el corazón nos late de nuevo, para experimentar un acercamiento mas intimo con Dios, justo como sucede cuando una pareja está enamorada, y  no hablo de dejarse guiar solamente por sentimientos, sino de ser sensibles al amor, de conocerlo de cerca, de conquistar y no solo desear, de vivir las cosas y no solo platicarlas.

El amor de Dios es lo más constante que existe, y no por mucho decirle te amo va a amarte mas, a Él no le hace falta enamorarse de ti, porque el siempre está cerca, tratando de entenderte, de ayudarte, de compartirlo todo contigo, de hacerlo todo por ti, ¿verdad?, la necesidad de enamorarse está en nosotros, en corresponder a tanto amor, en cultivar esa relación con Él, en tener un acercamiento real, intimo y sincero.

Es necesario llegar a conocer íntimamente a Dios para poder experimentar su amor, desear realmente su compañía, dejarse envolver en su presencia olvidando todo lo que sucede alrededor,  tener tiempo de calidad con Él, Buscad a Jehová y su poder, buscad su rostro continuamente. 1 Crónicas 16:11, hay que cultivar la relación como una planta, no podemos dejar que pase el tiempo y descuidarla, porque se seca y terminamos por perderla.

Pasan tantas cosas por nuestra mente todo el tiempo, que aun estando pensando en Dios pensamos en otras cosas, luego nos olvidamos lo que estábamos haciendo y volvemos a dar vueltas a los pensamientos de nuevo, somos así, estamos llenos de tantas cosas por hacer que sin darnos cuenta le quitamos su lugar poco a poco y después no nos explicamos porque ya no sentimos su presencia como antes.

Tal vez te ha pasado o te esté pasando ahora, que sientes que a tu relación con Dios algo le hace falta y no te explicas como sucedió, sabes que lo amas pero ya no es lo mismo, por momentos te acercas y te sigues sintiendo lejos de Él, ¡no esperes más! No permitas que lo que un día hubo se pierda, Dios sigue estando ahí, su amor por ti no ha cambiado, Él aun espera cada día ese encuentro contigo, a veces la soledad o esos extraños sentimientos de que algo falta es solo la necesidad de estar cerca de Él, es tu corazón que lo anhela.

Enamorarte de Dios, más que sentimientos, es una serie de acciones que alimentan tu relación con Él, estar interesado en hacer su voluntad, cumplir lo que Él desea, en buscarlo cada instante, mostrar agradecimiento, cuidar de no lastimarlo con actitudes, compartir tus sueños y una comunicación constante, todo eso es algo realmente necesario para ti, porque al hacerlo dejas que su amor y su Presencia te llenen, te sientes vivo, tu corazón encuentra paz y tu relación con Él se fortalece.

Tan grande es el amor de Dios, que a pesar de los errores o descuidos que cometemos permanece intacto, pero no podemos olvidarnos de corresponderlo, de cuidarlo, de hacer todo lo posible por mantenerlo en nosotros, porque a fin de cuentas,  somos nosotros quienes lo necesitamos a Él y no al revés, que las circunstancias no te alejen, mas bien sean oportunidades para demostrarle que confías y esperas en Él, aprovecha cada uno de tus días para demostrarle cuanto lo amas.

Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos, si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, de cierto lo menospreciarían.
Cantares 8:7

Autora: Maite Leija

Escrito para: Devocional diario. com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...