miércoles, 14 de diciembre de 2011

¿POR QUE TIENE QUE COEXISTIR EL TRIGO CON LA CIZAÑA?



Mateo 13: 24 Les relató otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante al hombre que sembró buena semilla en su campo;
25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.
26 Y cuando la hierba salió y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.
27 Y vinieron los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?
28 Y él les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?
29 Mas él dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.
 30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y en el tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; mas recoged el trigo en mi granero

No es mi intensión decirle a nadie que es trigo o que es cizaña, pero si a usted le sirve el zapato, ya sabe lo que tiene que hacer.
Coexistir: que existen al mismo tiempo.

Trigo: Planta gramínea muy abundante en Europa, que produce el grano del cual se saca la harina utilizada principalmente en la fabricación de pan.

Gramínea: Que tienen tallos huecos divididos por nudos y flores en espigas o en esponjas, como los cereales.

Cizaña: Planta gramínea, la harina de cizaña es venenosa; lo cual daña y echa a perder otra cosa.

El Señor permite que en su viña haya de todo; pero al momento de la cosecha, El hará la separación perfecta de lo bueno y lo malo.

En la parábola del trigo y la cizaña tenemos un binomio o sea el bien y el mal.

La iglesia está compuesta por elemento de dos clases: Los fieles, representado por el trigo, y los infieles, representado por la cizaña.

Es la voluntad de Dios que junto al trigo exista también la cizaña, lo positivo y lo negativo al mismo tiempo.

Es la voluntad soberana de Dios que su pueblo sepa que en medio de las tinieblas, la luz resplandece más.



EL FERVOR Y LAS SEÑALES SIN OBEDIENDIA SON FALSAS APARIENCIA.

Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo.
22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
23 Y entonces les protestaré: Nunca os conocí; apartaos de mí, obradores de maldad.

Como es posible que haya personas que clamen " señor", " señor", si no están dispuestas a hacerla voluntad de Dios el "Padre que está en los cielos".

Esto está sucediendo con demasiada frecuencia en la iglesia y fuera de ella.

"No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano”. Ex 20:7

Utilizamos a Dios como una varita amiga o un talismán, pero no queremos hacer su voluntad.

El apóstol Pablo escribió: "Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo". 2 Tim. 2:19.

En el día del juicio, muchos le preguntaran: "Señor, Señor, ¿no profetizamos y echamos fuera demonio en tu nombre, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

Muchos dependen más de los milagros, que de la enseñanza de la palabra de Dios, le dan más importancia a los milagros que a la biblia.

Echan fuera demonios y hacen milagros en el "nombre" de Jesús.
Marcos 16:17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;
18 tomarán serpientes; y si bebieren cosa mortífera, no les dañará; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán.

"Entonces les declararé nunca os conocí; apartaos de mi hacedores de maldad".
Es el Señor quien toma la decisión final.
El Señor jamás llamará "hacedores de maldad" a los que se esfuerzan por hacer las cosas en su nombre.

Las apariencias de piedad, las falsas imitaciones de la obra de Dios en nombre o en forma de la iglesia serán puestas al descubierto cuando aparezca el Señor de la iglesia.




SIEMBRA Y CRECIMIENTO DE LAS DOS SEMILLAS EN EL MISMO CAMPO.

Mateo 13:24 Les relató otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante al hombre que sembró buena semilla en su campo;
25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.
26 Y cuando la hierba salió y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.

La parábola del trigo y la cizaña, solamente se registra en el evangelio de Mateo.

El hombre que sembró buena semilla en su campo es "el Hijo del Hombre". v. 37.

"La buena semilla son los hijos del reino" y que " el campo es el mundo", v. 38, no necesariamente la iglesia.

"Hijo de Hombre" se le da a Jesús en numerosos lugares de las Escrituras, como una indicación de su derecho natural al reino de Dios como Hijo de David.

La "buena semilla" no es la palabra de Dios, sino "los hijos del reino", es decir el producto de la palabra viva al ser cultivada en los corazones de los hombres.

En lo que respecta a la iglesia, Jesús estableció un reino de redimidos, santificados y llenos del Espíritu Santo, pero vino el enemigo e infiltró falsos maestros, falsos profetas y falsos creyentes.

La cizaña o mala semilla no son las doctrinas falsas sino, los que las viven y las enseñan.

"La cizaña son los hijos del malo". Mat. 13:38.

Inicialmente se pueden distinguir las dos plantas, según la parábola; eso se logra hacer cuando la hierba da fruto.

"Por sus frutos los conoceréis". Mat. 7:16

Los hijos del malo, son los pecadores.

En la iglesia también hay elementos nocivos que están plantados junto con los creyentes sinceros.

Su entrada a la iglesia es secreta e insospechada, así como el enemigo vino de noche y sembró la mala semilla entre el trigo mientras los hombres dormían.


¿POR QUE DEBEN COEXISTIR EL TRIGO Y LA CIZAÑA EN LA IGLESIA?

Mateo 13:27 Y vinieron los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

28 Y él les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?

29 Mas él dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.

30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y en el tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; mas recoged el trigo en mi granero.

"Padre de Familia", "dueño".

"Hasta la siega". Este dato escatológico se refiere al juicio final.

"Los segadores". De acuerdo con 13:41 los segadores serán los ángeles.

Los siervos se sorprendieron al ver que junto con el trigo había nacido la cizaña.

Su asombro se debió a que la semilla que habían sembrado en el campo era buena; ¿de dónde vino la cizaña?

De igual manera se sorprenden los cristianos al darse cuenta de que dentro de la congregación haya personas que solo están beneficiándose de algunos privilegios pero que realmente no han sido regenerados.

Un dato importante y muy significativo en la parábola es que las raíces de la cizaña estaban entrelazadas con las del trigo.

De ahí aprendemos dos cosas:

1- El fenómeno de la infiltración de elementos nocivos se da cuando personas maliciosas, con intereses personales y malvados se hacen pasar por creyentes normales.

O sea que la cizaña no está en el mundo sino que viene de allí para mezclarse con los del pueblo de Dios.

2-Las raíces de la cizañas y las del trigo no se mezclan sino solo se entrelazan.
Esto significa que los verdaderos creyentes no pueden ser afectados en su corazón, a menos que se dejen envolver en las trampas del enemigo y sus emisarios.

El dueño del campo no permitió que sus siervos arrancaran la cizaña. "No sea que al arrancar la cizaña arranquéis también el trigo" (13:29).
Esto se ha visto en innumerable casos en las iglesias.

Cuando el liderazgo local se propone desenmascarar a los revoltosos, los divisionistas y los malintencionados, resulta que con sus quejas y falsas acusaciones envenenan a otros y los ponen de su lado.

Por eso se debe actuar con mucha precaución y consideración, no sea que la mala influencia de los enemigos de la paz acabe por contaminar a los que deben ser corregidos o discipulados.
La presencia de la cizaña espiritual y la coexistencia de la misma con los que luchan por hacer la voluntad de Dios es parte del plan del Señor.

Nada dañará a los que están en Cristo, a pesar de que en su derredor haya gente que trate de causar tratarnos.

Jesús dijo que se deje "crecer lo uno y lo otro hasta la siega", el día en que El enviará a recoger los frutos de su viña.

Su promesa es la siguiente: "Yo diré a los segadores (los ángeles): Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero".

Esta parábola del trigo y la cizaña es una revelación escatológica, pues nos anuncia el día del juicio, cuando "enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echará en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes" Mateo 13:41-42).

También nos da una vislumbre de lo que les espera a "los hijos del reino”, los que han visto el reino de Dios en la nueva vida que le fue otorgada y han entrado a él por haber nacido de nuevo (Juan 3:3,5).

"Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre" (Mateo 13:43).




RESUMEN GENERAL.

El estudio ha demostrado que hay falsos creyentes en el mundo, y aun en la iglesia, y que esto jamás pondría a la iglesia en peligro de ruina o destrucción, ya que la promesa de Jesús fue que "las puertas del Hades no prevalecerán contra ella" (Mateo 16:18).

En Mateo 7:21-23 Jesús se refirió a los que claman a Él con un fervor falso, y que en el día del juicio reclamaran el derecho de entrar al reino de los cielos por haber orado mucho, profetizado, echado fuera demonios y realizado milagros.

Según ellos todo esto lo están haciendo en el nombre del Jesús, pero de acuerdo son las palabras de reproche de parte del Señor todo es una falsa, porque El les dirá: "Nunca os conocí; apartaos de mi, hacedores de maldad" (7:23).

Esto debe poner a la iglesia en una actitud de alerta y vigilancia para detectar a los seudo pentecostales y seudo carismáticos que reclaman con arrogancia ser los representantes de un nuevo avivamiento; pero que en realidad solo están edificando un reino para su propio provecho.

En la parábola del trigo y la cizaña vimos cómos después de que el Señor sembró buena semilla en su campo, el enemigo vino y sembró cizaña.

El mismo explico que la buena semilla son los hijos del reino de los cielos, es decir los que han sido regenerados por el Espíritu Santo y sirven con integridad en la iglesia (Mateo 13:24-27).

En cambio, "la cizaña son los hijos del malo" (13:38).

Así como el dueño del campo no permitió que sus siervos arrancaran la cizaña antes de tiempo, nosotros debemos aprender a tolerar la coexistencia con los que no han nacido de nuevo, los que solo ocupan un lugar aparente entre los cristianos.

Ya vendrá el día del juicio donde Jesús mismo será quien decida quienes entraran a su glorioso reino, y quienes serán echados fuera.

Bendiciones para todos

1 comentario:

  1. el campo no es la iglesia ,el campo es el mundo ,en ese lugar esta sembrada el trigo y la cizaña .

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...